Auto-Radiografia de mi espíritu (4)

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Reflexión

¿De todo lo que Jesús nos ha revelado del Espíritu Santo, qué es lo que conozco?

¿Cómo vivo yo mi relación con el Espíritu Santo?

¿Cuándo me dirijo a Él?

¿Soy consciente de la importancia del Espíritu Santo en la vida de todo cristiano?

¿En algún momento percibo su ayuda? ¿Cuando y por qué?

¿Conozco lo que es el pecado contra el Espíritu Santo?

Julio García 

 

Palabra de Dios:

Jn 14, 15-17 Y yo le pediré al Padre que os dé otro Parásito, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad.

Jn 16, 13 cuando venga Él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena.

Hch 1, 8 en cambio, recibiréis la fuerza del Espíritu Santo que va a venir sobre vosotros y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria y hasta el confín de la tierra.

Rom 5, 5 Y la esperanza no defrauda, porque el amor De Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que se nos ha dado.

1Cor 6, 19 ¿Acaso no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que habita en vosotros  y habéis recibido De Dios?  Y no os pertenecéis, pues habéis sido comprados a buen precio. Por tanto, ¡glorificad a Dios con vuestro cuerpo!

Gal 5, 22 En cambio, el fruto del Espíritu es: amor, gracia, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, lealtad, modestia, dominio de sí.

 

PLEGARIA DEL CARDENAL JUAN VERDIER.

Oh Espíritu Santo.

Amor del Padre y del Hijo.

Inspiradme siempre

lo que debo pensar,

lo que debo decir,

cómo debo decirlo,

lo que dedeo callar,

lo que debo escribir,

cómo debo obrar

y qué debo hacer

para procurar vuestra gloria,

el bien de las almas

y mi propia santificación.

Oh Jesús, en Vos tengo

toda mi confianza .